A todos nos ha fastidiado alguna vez, incluso a los que tienes a tu alrededor, esperar los 15 minutos tras la administración de insulina para iniciar la ingesta.

Pero es necesario, es necesario, para darle tiempo a la insulina a ponerse en marcha y alcanzar los niveles en sangre adecuados para que la curva de acción de la insulina y la curva de la glucemia vayan de la mano y así nos evitemos excursiones glucémicas postpandriales, habiendo iniciado la ingesta con buenos valores de glucosa en sangre y hemos contabilizado bien las raciones de hidratos de carbono.

Aquí os dejo enlace a un estudio donde se observa cómo reacciona la glucemia, si se inicia la ingesta tras 20 minutos de espera tras inyección, si se inicia la ingesta nada mas inyectarla, o si se pone la insulina 20 minutos después de iniciar la ingesta, en la imagen podéis ver las diferentes curvas, según cuando la inyectes, se originan.

Cuando llevamos monitorización continua es muy curioso observar como la glucemia si lo hemos hecho bien y hemos esperado, apenas varía o varía muy poco, y si lo hemos hecho mal comienza a subir y subir, aunque luego la insulina haga su efecto.

Es lo que queremos evitar, la variabilidad glucemia que está más que demostrada que también hace daño en nuestro sistema cardiovascular. Hasta este momento las insulinas disponibles no nos permiten hacer más, pero esta muy cercana la comercialización de una nueva insulina que si permita comer nada mas inyectarnos la insulina.

Pero no siempre hay que esperar, existen situaciones o momentos puntuales que nos permite la excepción:

  1. Tras remontar una hipoglucemia previa a la ingesta (sí, remontamos hipoglucemia y luego comemos), una vez en valores normales, es decir por encima de 70 mg/dl, inyectamos dosis de insulina que nos corresponda según raciones de hidratos de carbono.
  2. Si las glucemias están muy justas sin llegar a hipoglucemia y ese tiempo de espera supone un riesgo de bajada.
  3. Muchas veces en niños que no son buenos comedores o que son muy lentos para comer se recomienda poner dosis de insulina una vez iniciada la ingesta o tras esta, ya que no sabemos exactamente cuántas raciones va a tomar.
  4. Si se va a demorar la ingesta más de 20 minutos tras la administración y podemos estar en riesgo de hipoglucemia, como puede pasar en algún restaurante.

 

Aunque no siempre es posible, es recomendable que lo tomemos por norma, nos ayudará a mejorar nuestros controles y a tener glucemias mucho mas estables.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This