Antes la duda si podemos las personas con diabetes realizarnos la depilación láser o fotodepilación, la respuesta es sí, sí que podemos.

Lo ideal sería mantener un buen control de la glucemia previo y posterior al tratamiento con láser o luz pulsada, así que, si estas en fase de descontrol por cualquier razón o en fase de cambio de tratamiento mi recomendación es que pospongas las sesiones hasta conseguir un buen control, como poder te la puedes hacer, esa es elección tuya, pero la cicatrización y recuperación de la piel no será la misma que con cifras normales.

La sensibilidad de la piel en cada caso es muy particular, tras la sesión de láser o fotodepilación si ha habido un rasurado en seco suele irritarse más (recomiendo el rasurado húmedo un par de días antes de la sesión) y esa irritación, según tu piel será más o menos intensa, recomiendo mucha hidratación los días previos y posteriores para recuperar lo antes posible la piel.

Evitar todo lo posible la exposición solar entre 4-7 días anteriores y posteriores a la sesión de depilación por la razón anterior (piel irritada) o utilizar protección solar con un factor de protección alto si no hay más remedio. La conjunción de piel irritada y exposición solar es mancha en la piel asegurada. Sería idóneo realizar las sesiones de depilación láser o fotodepilación en invierno para en verano poder lucirlo.

No recomiendo utilizar la zona a depilar como zona de inyección de insulina antes de la depilación láser o fotodepilación, ya que el calor generado en cada pulso puede aumentar la absorción y puede existir riesgo de hipoglucemia.

Tampoco recomiendo la crema Emla® ya que adormece la zona y el riesgo de quemadura es mayor, este tipo de depilación a veces duele (donde el pelo es más grueso se nota más o la piel es más oscura) pero si os duele mucho quizás están utilizando una frecuencia muy alta para tu piel, ( es preferible que bajen frecuencia, y el efecto sea algo menor en el vello y tener que repetir sesión, a que tengamos que usar la crema porque el dolor es una constante y encontrarnos con una piel irritada o quemada tras el paso del efecto anestésico).

No realizar este tipo de depilación sobre queloides, lunares y heridas recientes.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This